Clemenul

El origen y las características de la clementina nulera o clemenules

La clementina nulera, también conocida como clemenules es apreciada por su sabor dulce y su piel fácil de pelar. Esta variedad de clementina se ha convertido en una de las favoritas dentro de una gran variedad de mandarinas. En este artículo, exploraremos el origen de esta deliciosa fruta y sus características distintivas.

Origen de la clementina nulera

La clementina nulera tiene sus raíces en la población de Nules, situada en la provincia de Castellón, España. Nules, con su clima mediterráneo ideal, se ha destacado históricamente por su producción de cítricos. A mediados del siglo XX, los agricultores locales comenzaron a cultivar una variedad de clementina, fruto de una mutación espontánea, que rápidamente destacó por su calidad superior. Esta variedad, que más tarde sería conocida como clemenules, se convirtió en un símbolo de la zona y un referente de calidad en el mercado de cítricos.

Características de la clemenules

La clementina nulera es apreciada por su sabor equilibrado entre acidez y dulzor, y su aroma fresco y cítrico. Su piel fina se pela con facilidad, lo que la hace ideal para el consumo directo. Además, es prácticamente libre de semillas, lo que mejora la experiencia al comerla. Su atractivo color naranja intenso y su tamaño mediano la hacen perfecta para disfrutar en cualquier momento. La temporada de la clemenules se extiende de noviembre a enero, permitiendo disfrutar de su frescura durante el invierno. Además de su delicioso sabor, es rica en vitamina C, fibra dietética, antioxidantes y otros micronutrientes esenciales.

Beneficios nutricionales de la clemenules

Además de su delicioso sabor, la clemenules es una fuente rica de nutrientes esenciales. Es particularmente alta en vitamina C, que es crucial para el sistema inmunológico. También aporta fibra dietética, antioxidantes y otros micronutrientes importantes como el ácido fólico y el potasio.

La reina de las clementinas

La clementina nulera, o clemenules, es el resultado de décadas de dedicación y pasión por parte de los agricultores de Nules y de gran parte de la provincia de Castellón, que han logrado crear una fruta que combina sabor, facilidad de consumo y valor nutricional. En Cocalni, estamos orgullosos de ofrecer esta maravillosa fruta a nuestros clientes, sabiendo que cada clementina nulera lleva consigo una tradición de calidad y excelencia.

¡Esperamos que disfruten de cada bocado tanto como nosotros disfrutamos cultivándolas!

es_ES