campaña citrícola 2023_24

La campaña citrícola de 2023/2024 registra el menor volumen en 11 años

La campaña citrícola 2023/2024 ha llegado a su fin con datos dispares. Por un lado, se ha registrado la menor cosecha de los últimos 11 años, con un volumen total de 5,73 millones de toneladas. Esta disminución se debe principalmente a la sequía y las extremas condiciones climáticas que han afectado a las principales zonas productoras, como Andalucía y la Comunidad Valenciana.

La naranja ha sido el cítrico más afectado de la campaña citrícola de este año

Con una reducción de su producción del 10,6% respecto a la campaña anterior. Las mandarinas también han experimentado un descenso significativo, del 15%. Por el contrario, el limón y el pomelo han registrado cosechas récord.

A pesar de la menor producción, los precios percibidos por los agricultores han sido en general positivos, especialmente en la primera parte de la campaña. Esto ha permitido que el saldo comercial del sector citrícola español siga siendo positivo, alcanzando los 2.509 millones de euros. España se mantiene como primer comercializador mundial de cítricos en fresco, con una cuota del 25% del mercado.

En cuanto a las exportaciones

Han disminuido un 3,1% en volumen respecto a la campaña anterior, pero han aumentado un 1,6% en valor. Las importaciones, por su parte, han crecido ligeramente tanto en volumen como en valor.

La campaña citrícola 2023/2024 ha sido un año de contrastes

La sequía y las adversas condiciones climáticas han lastrado la producción, pero los precios y el saldo comercial han sido positivos. El sector citrícola español sigue siendo un importante motor de la economía española, y se espera que continúe siéndolo en los próximos años.

El sector citrícola español se enfrenta a varios retos en el futuro

Como la competencia de otros países productores, la volatilidad de los precios y el cambio climático. Sin embargo, el sector también tiene importantes fortalezas, como la calidad de sus productos, la experiencia de sus productores y la posición de liderazgo de España en el mercado internacional.

Es importante que el sector citrícola español siga innovando y adaptándose a las nuevas condiciones para seguir siendo competitivo en el mercado global. La inversión en investigación y desarrollo, la promoción de los productos cítricos españoles en los mercados internacionales y la adopción de prácticas agrícolas sostenibles son algunos de los factores clave que permitirán al sector seguir creciendo en el futuro.

es_ES