Naranja Salustiana

La naranja Salustiana: Historia, características y cultivo

La naranja Salustiana es una variedad destacada dentro del mundo de los cítricos. Reconocida por su sabor excepcional y características ideales para la industria de zumos. Originada en la provincia de Valencia, España, esta variedad ha ganado popularidad tanto a nivel nacional como internacional debido a su calidad única.

Historia de la Salustiana

La historia de la naranja Salustiana se remonta al año 1891, cuando una mutación espontánea ocurrió en un árbol de naranja Común en Énova, un pueblo de la comarca de la Ribera Alta. El hallazgo fue realizado por Salustiano Pallás, un agricultor local, cuyo nombre se le atribuyó a esta nueva variedad. Aunque algunas fuentes sitúan la mutación más tarde, a finales de los años 40 del siglo XX, lo cierto es que desde entonces ha sido reconocida por su calidad y versatilidad en el mercado.

Árbol de la Salustiana

El árbol de la naranja Salustiana es vigoroso, alcanzando tamaños medianos a grandes con ramas verticales y sin espinas. Sus hojas son de un característico color verde claro, y aunque es muy productivo, presenta una tendencia a la vecería. Es importante realizar tratamientos adecuados para evitar la caída prematura del fruto y mantener su salud.

La naranja Salustiana. El fruto

Las naranjas Salustianas son conocidas por su tamaño medio-grande y forma esférica algo achatada. La corteza, de grosor medio, es ligeramente grumosa y brillante, con un color naranja distintivo. La pulpa es jugosa, tierna y ofrece un excelente equilibrio entre acidez y azúcares, lo que la hace ideal tanto para consumo directo como para la elaboración de zumos. Es notable que suele presentar un bajo contenido en limonina y pocas o ninguna semilla, lo cual mejora su valor comercial.

Puedes encontrar más información en este artículo de la Wikipedia.

es_ES