Plagas que afectan a los cítricos

Los cítricos, como los naranjos y mandarinos, son frutales apreciados por su sabor y valor nutricional. Sin embargo, enfrentan numerosas amenazas que pueden afectar tanto su rendimiento como la calidad de los frutos. En este artículo, exploraremos dos de las principales y más comunes plagas que, año tras año, hay que tratar en los meses de primavera y verano, como son el pulgón y los ácaros. También comentaremos las posibles estrategias efectivas para prevenirlas y tratarlas.

Pulgones

Estos pequeños insectos chupadores se alimentan de la savia de los cítricos, debilitando a los árboles y reduciendo su crecimiento y producción. El aspecto del pulgón es verde cuando es joven y puede llegar a ser marron y medir 1,5mm según la especie. Suele aparecer en los cítricos en los meses de primavera. Las hojas quedan pegajosas y puede atrofiar partes de la planta como hojas y frutos. El control de pulgones generalmente implica el uso de insecticidas específicos o la introducción de enemigos naturales como las mariquitas u otros.

Mariquita comiendose a los pulgones

Ácaros

Los ácaros, como el ácaro de los cítricos, más conocido en el campo como «araña», también representan una amenaza para los cítricos al alimentarse de las hojas y causar daño directo a la planta. Estas presentan manchas amarillas, que pueden dar la señal de alarma que el naranjo está infectado. Por la parte posterior de las hojas y con una lupa, se pueden ver a las pequeñas arañas moverse. Esta plaga tiene su punto fuerte en los meses de verano. Los acaricidas son eficaces para controlar su población y minimizar el impacto en la salud de los árboles.

Estrategias de prevención y tratamiento

Para mantener los cítricos saludables y productivos, es fundamental implementar prácticas de manejo integrado de plagas y enfermedades:

  1. Mantenimiento adecuado: Proporcionar agua y nutrientes adecuados fortalece la resistencia de los árboles a las plagas.
  2. Monitoreo regular: Inspeccionar los árboles periódicamente permite detectar signos tempranos de problemas y tomar medidas rápidas.
  3. Control biológico: Fomentar la presencia de enemigos naturales como depredadores de insectos puede ayudar a controlar las poblaciones de plagas de manera sostenible.
  4. Uso racional de productos químicos: Aplicar insecticidas cuando sea necesario, siguiendo las recomendaciones de aplicación y considerando los impactos ambientales.

La salud de los cítricos depende en gran medida de la gestión proactiva de enfermedades y plagas. Con un enfoque integral que combine métodos preventivos y curativos, los productores pueden proteger sus cultivos y asegurar una cosecha de alta calidad.

En Cocalni, estamos comprometidos con ofrecer soluciones efectivas y sostenibles para el cuidado de los cítricos, garantizando así el éxito en la producción agrícola.

es_ES