Cómo se podan los naranjos

La poda de los naranjos es una tarea fundamental para garantizar su salud y productividad. Con el cuidado adecuado, puedes asegurarte de que tu árbol produzca naranjas deliciosas temporada tras temporada. En esta guía, desde Cocalni te proporcionaremos consejos prácticos sobre cuándo y cómo se podan los naranjos para obtener los mejores resultados.

Cuándo podar los naranjos

El momento óptimo para podar tu naranjo es justo después de la temporada de cosecha, en los primeros compases de la primavera o el inicio del verano. Podar durante este período permite que el árbol recupere su actividad después de la cosecha, minimizando la pérdida de savia y favoreciendo una rápida cicatrización de las heridas de la poda. Es importante evitar la poda durante las épocas de heladas y de floración, ya que esto puede afectar negativamente la producción de naranjas.

Cómo podar los naranjos

Antes de comenzar con la poda, asegúrate de tener las herramientas adecuadas a tu disposición. Para ramas delgadas, unas tijeras de mano serán suficientes, mientras que para ramas más gruesas necesitarás unas tijeras de dos manos o incluso una motosierra para las ramas más grandes. Durante la poda, considera dos aspectos principales: la forma general del árbol y las ramas principales. Elimina las ramas que se desvíen de la forma natural del árbol y aquellas que crezcan horizontalmente o se desvíen de la estructura deseada. Para mejorar la calidad y cantidad de la cosecha, realiza una poda de producción, que implica el aclareo del ramaje para permitir que la luz solar penetre en el interior del árbol. No olvides cortar las ramas situadas en la parte baja del árbol para dirigir la energía hacia las partes más fuertes y optimizar el rendimiento del naranjo.

Siguiendo estos consejos sobre cuándo y cómo podar tu naranjo, estarás asegurando su crecimiento saludable y una cosecha abundante.

es_ES